Coberturas

Carla Morrison cerró su gira como se debe: con buena música y mucho amor

Martes, 17 octubre 2017 0 Comments

Ya no es nuevo que Carla Morrison siga llenando foros cada vez más grandes; su música, sus canciones y, sobre todo, su mensaje ha trascendido fronteras, quizá hasta las propias.

Pero vayamos por partes:

Recuerdo muy bien, con mucha nostalgia, aquellos posters afuera del Caradura o el Pasagüero, sin olvidar al Imperial, anunciado los conciertos de una joven cantautora originaria de Tecate, Baja Californa, llamada Carla Morrison. Todas sus presentaciones terminaban abarrotadas de decenas de fans que se morían por escuchar “Esta Soledad” y “Lágrimas”, dos sencillas canciones llenas de dolor.

Cada tocada que se anunciada de ‘la Morrison‘ estaba destinada al éxito, no sólo porque se llenaban los foros, sino porque eran shows totalmente íntimos; la complicidad entre la cantante y su público era, simplemente, indescriptible.

Por tal motivo, y como crecí con esa legión de fanáticos de Carla, hoy que la veo arriba de un escenario como el Teatro Metropólitan, me resulta difícil no añorar aquellos primeros conciertos. Sin embargo, me da gusto ver que ‘la Morrison‘ se va haciendo una mejor artista y eso se refleja en cada disco que saca. En Amor Supremo, su producción más reciente, vemos, sentimos y escuchamos a una cantautora muy distinta.

La semana pasada, Carla Morrison cerró su gira correspondiente a Amor Supremo, pero pasó algo más que eso. Cerró, sin duda, una etapa importante en su trayectoria. Es como si, a partir de ahora, lo que sigue para ella es el segundo y, quizá, más importante periodo de su carrera. Demostrado está que le sobra talento y pasión; su público es de esos que, adonde sea que vaya, va a seguirla sin reparo. Es un público fiel, pues.

Con un escenario muy bien decorado, ‘la Morrison‘ nos hizo un repaso de lo que ha sido su camino por la música, desde algunas de sus primeras composiciones hasta sus renovadas versiones, más intimistas, de su Amor Supremo. Un concierto que dejó un buen sabor de boca en los asistentes que no dejaron de cantar ni un solo tema.

Una noche importante para Carla, pues era el cierre de una gira que la llevó a muchos lados, muchos sentimientos, muchas anécdotas y mucha experiencia. Todo eso podremos verlo próximamente en un documental que la de Tecate, Baja California, preparó para todos sus seguidores.

La sensación al final fue la de un buen concierto, pero sigo pensando que se ha perdido esa intimidad de antes con la que llenaba cada uno de los foros que pisaba. Ojalá podamos verla pronto regresando a esas tocadas. Ojalá.

Alonso Efeese

Si lo mexicano es naco y lo mexicano es chido, entonces, verdad de Dios, ¡todo lo naco es chido!

1104 posts | 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *