Carta editorial

Nuestra forma de vida

 

La música es el lenguaje del alma

Festify se convirtió en un sitio de música mucho después de haberse convertido en una forma de vida. No importa si somos Fresones Rebeldes, rockeros, hipsters, metaleros o raperos, la música se ha vuelto uno de nuestros Amigos Invisibles y nos acompaña en todo momento, cuando nos despertamos, mientras vamos al trabajo, mientras comemos un Volován, un Helado Negro o un Enjambre, en el trabajo y antes de dormir. Nunca falta el amigo que quiere enseñarte un artista nuevo, aunque tú por dentro pienses “No te va a gustar” y nos haga cambiar la forma de pensar con sólo una rola.

Brincar de festival en festival y de concierto en concierto no sólo nos acerca a una catarsis necesaria, nos acerca poco a poco a encontrarnos a nosotros mismos. Pegarnos a la valla Metallica para ver a la banda que nos gusta y escuchar todos los Yeah Yeah Yeahs nos genera un sentimiento inigualable. Es un hecho, la música en vivo se siente igual que nuestros sueños más Aterciopelados.

Éste es nuestro intento para no permitir nunca El Gran Silencio, un intento de llevar esos Rostros Ocultos (y no tan ocultos) de la música que nos han hecho vibrar, a todo aquél que desde su Maldita Vecindad quiera compartir todas las experiencias que ha tenido con la música.

La música nos quita esa Fobia de quedar en el olvido y es sin duda la mejor forma de dejar una huella en Los Planetas. La música es también una máquina del tiempo a quienes hemos sido y a nuestros mayores anhelos y sueños, es por eso que estar en un concierto y escuchar música hace que tus sentimientos exploten como bomba Molotov.

Por el Big Big Love que le tenemos a la música, eso es Festify. Bienvenidos a este viaje.