Info

“Day of the Gusano”: Slipknot y México en unión permanente

Martes, 22 agosto 2017 0 comments

A manera de introducción:

Me gustaría pensar que la primera vez que el público mexicano vio a una banda de rock de las llamadas “ligas mayores” fue en 1993, cuando Metallica llegaban, después de muchos años, al Palacio de los Deportes, lugar en el que dieron cinco conciertos entre febrero y marzo de aquel año, siendo todos un absoluto éxito.

No era para menos, pues la banda conformada, en ese entonces, por James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Jason Newsted llegaba con gran brillo, gracias al bombazo que fue Metallica, su quinta producción también conocida como “Black Album”. El choteadísimo disco que contiene lo más criticado en el catálogo de Metallica: “Nothing Else Matters”.

Después de aquellas presentaciones, algo nació entre el rock y el público de México; una relación que, con el paso del tiempo y con todos sus vaivenes, ha generado grandes frutos. Bandas como Rage Against The Machine, Pearl Jam, U2, los mencionados Metallica, entre otras, han hecho un reconocimiento muy especial para sus seguidores aztecas, ésos que conocen lo que significa la frase “ahí les va su agüita de riñón”; los mismos que, de principio a fin, corean el clásico “olé, olé, olé, olé…”.

Day of The Gusano:

Este año se suma otra banda, una que nos visitó por primera vez en 2015 y que, en palabras de los propios fans, tenía una cuenta pendiente con México. Hablo de Slipknot, agrupación con orígenes nu metal que, en comparación con sus contemporáneos como Korn, Limp Bizkit y demás, ha demostrado una evolución más que interesante y una propuesta, digamos, más elaborada.

Aquella primera edición del KnotFest significó para muchos una deuda saldada con creces. El delirio, la ilusión, la pasión, el desenfreno, todo lo que nos es capaz de evocar nuestra banda favorita, hizo un solo eco en el Foro Pegaso, casa del festival y un sitio muy peculiar debido a su ubicación; con un calor infernal durante el día y un frío sepulcral de noche.

“Day of The Gusano” es el nombre con el que la banda de Corey Taylor bautizó a su próximo lanzamiento, un documental que rescata, además de la presentación en su propio festival, el vínculo con sus feligreses mexicanos pero, sobre todo, centrándose en la historia de algunos afortunados que relataron su historia con la banda, entre lágrimas, felicidad, risa, asombro, shock.

El estreno mundial será el próximo 6 de septiembre y, sin duda, es un documento que vale la pena ver, vivir, sentir, porque, al final, de eso se trata la música. Slipknot hizo un trabajo interesante, muy en la línea de lo que entregó Metallica con “Orgullo, pasión y gloria: Tres noches en la Ciudad de México”, el filme que registró los conciertos de Hetfield y compañía durante el 2009, en la gira de Death Magnetic.

Slipknot se formó en 1995, en una época en la que el rock se mezcló con todo lo que pudo. Así nació el nu metal, con la combinación del rap y el hip hop con el heavy metal. Grupos como Korn, Limp Bizkit, Deftones, Linkin Park, System of a Down, entre muchos más, fueron los máximos representantes del rock, un género que cambió radicalmente gracias a su sobrexposición en MTV que, en aquellos años, gozaba de muy buena salud. De Kurt Cobain, James Hetfield, Eddie Vedder, Axl Rose, etcétera, pasamos a idolatrar a Jonathan Davis, Fred Durst, Wes Borland, Chester Bennington y demás. Ideologías y perfiles muy distintos. Pero era lo que había.

De toda esa generación, Slipknot mostró más cualidades, tanto que es, hoy en día, una de las bandas de metal más reconocidas de la historia. Y eso es algo que también podemos ver en “Day of The Gusano”, la evolución de nueve músicos que se han ganado millones de adeptos en todo el mundo y gozan de un lugar y una importancia vitales dentro de la industria.

“Hicimos este documental específicamente sobre México porque se nos presentaron muchas oportunidades para realizarlo,
y pensamos en todo el tiempo que pasó sin ofrecer un ‘show’ en este país”.
Shawn Graham, Slipknot.

Shawn Graham, uno de los fundadores del grupo, nos presentó su documental, su historia y su vínculo con México, con sus seguidores y con la forma en la que el mexicano vive, siente, grita, escupe, la música (la música de Slipknot). Una verdadera muestra de respeto y agradecimiento que pocas veces se hace.

No se puede decir otra cosa. Es más, lo que sea que escriba quedará lejos de la experiencia de verlo y vivirlo a través de una sala de cine, con todo el ruido que ya le conocemos a Corey Taylor y compañía.

“Day of The Gusano” llegará el próximo 6 de septiembre a nivel mundial. ¿Por qué hay que verlo? Me permito responder con otra pregunta: ¿es necesario explicarlo? Bien, aquí va:

Lejos de amarrarte a tu silla y decir “no me gusta Slipknot“, trabajos fílmicos como este, siendo un amante de la música, son los que deben observarse; se trata de un acercamiento un poco más real entre la música y los escuchas. Sin filtros, sin terceros. Es la banda interactuando con el público en su estado más puro. ¿Acaso no es el sueño de todo fan?

Alonso Efeese

Si lo mexicano es naco y lo mexicano es chido, entonces, verdad de Dios, ¡todo lo naco es chido!

1174 posts | 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *