La primera vez de Second

Coberturas
Viernes, 24 febrero 2017 1 Comments
La primera vez de Second

Sin dolor. Eso puedo decir. La banda oriunda de Murcia, Second, se presentó por primera vez en la Ciudad de México. El Foro IndieRocks! fue el escenario donde los españoles debutaron ante el público que les esperaba animados. El recinto fue llenándose poco a poco, entre quienes entraban y salían a beber algo, hablar o tomar una cerveza. Entre el público, que aún se distinguía, llegaron algunos compatriotas de la banda; gente de Murcia, otras partes de España y, claro, músicos.

Unísono, banda independiente mexicana, se encargó de abrir el concierto. Tocó cuatro o cinco canciones, no sin antes agradecer a los españoles por la oportunidad y declararse sus seguidores: “ya sabemos que quieren ver a Second, ahí vienen”, decían. Arriba, en el balcón, podía verse a Jorge, guitarrista de Second, quien saludó a los que logramos verle. Sin embargo, debo decirlo, los agudos de los teloneros estaban muy altos y las voces no podían escucharse del todo, si bien la propuesta no era mala.

Te puede interesar: Muerte a la ignorancia: David Humeda y Zero Kill en El Imperial

Mientras tanto, más gente iba llegando y los que ya estábamos instalados en nuestro lugar no perdíamos el ánimo. Quizá algunos recordaban otros conciertos, anécdotas o canciones. Puntuales, “A las 10” -como su canción-, con el  consabido apagón de luces y el vitoreo, Second salió al escenario: Sean, Jorge, Nando, Javi y Fran, cada uno directo a su lugar.

“Nosotros somos Second, desde España“, decían y nosotros gritábamos. Dicho esto, se escucharon los acordes de “Esto sólo es el principio” y, en efecto, era sólo el principio de una noche que los fans esperábamos desde hace mucho y que, por cierto, se auguraba maravillosa.

Después de la primera canción, Sean tomó en micrófono y agradeció, a nombre de la banda, estar en México, pues era su “Primera vez” y la visita les hacía mucha ilusión. No había más: si bien no éramos millones, los saltos, la cerveza salpicando y el sudor acompañaron el despegue a las canciones de sus discos precedentes a Viaje iniciático (2015).

Durante las casi dos horas que duró el concierto, todos coreábamos con Sean los estribillos de temas, como “Atrévete”, “Muérdeme”, “Nueva sensación”, “Autodestructivos”, “Barrera sensorial”, “Lobotomizados” y “Psicopático” nos pusieron a bailar, un poco con acordes que me recordaron a Lory Meyers y su última visita.  Así, desde el lugar de espectador, podía ver cómo Sean jugaba con el micrófono, Jorge se transformaba en la guitarra, Nando en el bajo, Javi en la guitarra y los teclados y Fran, en la batería; tan serios y habría que verlos, como lo hicimos, para comprender que se convierten en pura energía. Y es que eso vale muchísimo para uno: que el músico disfrute su instrumento y, aunque parezca que cada quien va a su rollo, sean siempre un grupo.

Algunos pedían “Rincón exquisito”, canción que precedió a un “sois exquisitos”. Luces, sí que había luces, tantas que hasta lastimaban, pero en el momento de escucharles y bailar con ellos, pasaban a segundo plano. Llegó un momento en donde Nando tomó el micrófono y nos dedicó unas palabras. Todos en el lugar estábamos francamente emocionados. Una vez que el conciero terminó, hubo alguna venta de discos que, por desgracia, no alcancé. Poco más tarde, la banda salió a firmar y a estar con nosotros: fotos, felicitaciones, saludos y mensajes. Eso sí, la seguridad del foro dejó qué desear con su trato con los fans, pero vamos, sí que lo disfrutamos.

Ya en conferencia de prensa, Jorge comentaba que la tierra del tequila estaba en sus planes, sin embargo, no fue hasta que David Calvano confió en ellos para traerles y, más allá de sentir nervios, estaban llenos de ilusión; ilusión de conocernos, de un público nuevo.

La banda tiene programadas dos fechas más en nuestro país (Toluca y Puebla); sin embargo, anoche fue uno de los mejores conciertos que la oleada indie española trae consigo este año. Sí, rompimos la barrera sensorial con ellos en su primera vez y, espero, no la última. Si se atreven a conocer a Second, van a ver lo divertidos que pueden llegar a ser.

 

Tl Sputnik

La Fred Astaire de los descoordinados. Literatura, música y tontería. Fb: Tl sputnik Tw: @josoclasputnik

24 posts | 1 comments https://nomeimportasputnik.wordpress.com/

One Comment

  1. Pingback: Nach: por todas las vidas que ha salvado la música | Festify

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *