Coberturas

Noche fría y lluviosa con Father John Misty en el Metropólitan

Jueves, 08 junio 2017 1 Comments

Miércoles por la noche y la lluvia hace de las suyas en la Ciudad de México, marco perfecto para una velada con Father John Misty que se antojaba perfecta. Pero no fue así. Bueno, no del todo.

Dos años atrás, en la edición del Corona Capital, conocí a Joshua Tillman (ese es su verdadero nombre) y el tipo sorprendió a propios y extraños gracias a esa forma tan peculiar de entregarse en el escenario. El músico se llevó las palmas y el público, todos, nos llevamos un buen recuerdo a casa, esperando que regresara pronto. Ayer ese deseo se cumplió.

Todo pintaba bien, como dije antes. Mitad de semana, con una lluvia imponente en diversas partes de la CDMX. Era un escenario perfecto para una noche con Father John Misty, que venía promocionando su última producción, Pure Comedy. Y sí, hablando enteramente del músico, la experiencia de verlo en el imponente Metropólitan fue un verdadero lujo; siempre entregado y con un sincero agradecimiento al respetable, el cual, a decir verdad, dejó mucho que desear. Un público totalmente pasivo, en ocasiones apagado, como sin ganas.

El señor Tillman fue, por su cuenta, un verdadero espectáculo. Cada canción, cada oración, cada movimiento, cada acorde, todo lo llevaba a cabo con una gran pasión. Músicos así, pocos. Desde el inicio, con “Pure Comedy”, hasta su culminación, con “Real Love Baby”, Father John Misty demostró su valía y su talento. Nos regaló un puñado de canciones que tienen ese ingrediente extra llamado “profundidad”; letras profundas, llegadoras, desgarradoras, justo lo que uno espera tener en una noche lluviosa como la de ayer.

Pero el público… Nada más pasivo que los asistentes. Durante el concierto, escuchaba a tres sujetos diciendo que “este tipo de músicos son para escucharlos con detenimiento”, y tal vez así sea. De hecho, soy de aquellos que, últimamente, van a escuchar más que otra cosa. Sin embargo, hizo falta la efusividad tan característica del público mexicano y eso fue, precisamente, lo que le restó muchos puntos al concierto. El “negro en el arroz” lo puso la audiencia; lo pusieron los fans, esos que, según escuché, “se morían por ver a Father John Misty“.

Después de una veintena de canciones, Joshua se despidió de la gente, del escenario. Se despidió de México. Los aplausos, las ovaciones, el alarido, todo aquello que se acostumbra al final de un concierto, no faltaron. Todos de pie, con cara de haber disfrutado la velada. Yo, como algunos más, nos quedamos con esa sensación tan chilanga que lo dice todo y a la vez nada: ¡Chale!

Sí, fue un buen final. Fue un buen concierto. Father John Misty es un musicazo, un jefazo. La emoción no figuró en los fans. Por eso… ¡Chale!

Alonso Efeese

Si lo mexicano es naco y lo mexicano es chido, entonces, verdad de Dios, ¡todo lo naco es chido!

1011 posts | 0 comments

One Comment

  1. Pingback: Ya puedes escuchar Crack-Up, el nuevo álbum de Fleet Foxes | Festify

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *