Festilife

Rock n’ Roll all Night: Corona Northside 2016

Martes, 15 noviembre 2016 1 comments

Difícil escoger por donde empezar a escribir sobre esta odisea de más de 12 horas de música.

El día comenzó bastante bien, para ser un día lluvioso. A pesar del frío y el lodo podías ver personas disfrutando el ambiente, familias de diferentes generaciones, niños de 5 años hasta niños de 40 (sí… iban con sus padres).

Dos escenarios se veían en el lugar, y en la caminata de escenario a escenario aprovechabas para comprar refrigerios, una cerveza, ir al baño o de plano conocer personas nuevas. Lamentablemente estos traslados te hacían perder tu lugar (si como yo, te gusta estar hasta adelante, moverte de un escenario a otro era decisión difícil).

Te podría interesar: Festivales pa’ todos

Muchas personas venían de diferentes lugares de México todos buscando escuchar su banda preferida. Yo, personalmente no conocía a todas, pero bandas como Haggard o Angra me dieron una sorpresa agradable.

Honestamente la mayoría veníamos por el gran trío: Lamb of God, Twisted Sister y KISS. Como me gusta estar hasta adelante, decidí escuchar a lo lejos Lamb of God y estar lo más adelante posible en el escenario en el que Twister Sister tocaría. A lo lejos sonaban temas como Walk with Me in Hell, Laid to Rest, Redneck y un gran ambiente.  Triste sacrificio.

Twister Sister llevó a cabo un espectáculo para recordar. Triste por el hecho de saber que ese sería el ultimo concierto que decidieron realizar en México donde, según el fundador Jay Jay French, es el país que más escucha Twisted Sister hoy en día. Bueno, esto según un famoso sitio de música… (cof cof Spotify)

Se recordaron sus temas más famosos: I Believe in Rock ‘n’ Roll, I Wanna Rock y We’re not Gonna Take It, que sorpresivamente Dee Snider pidió se cantara de nuevo con las famosas letras: “Huevos con aceite y jamón”.  Toda una fiesta.

Al terminar toda las personas empezamos a correr al otro escenario, ya que KISS no dio mucho tiempo para descansar, abriendo con Creatures of the Night, seguida de otros temas famosos como Love Gun, Keep Me Coming y un espectacular cierre: Rock N’ Roll All Night. Acompañada de fuegos artificiales, plataformas, luces y Paul Stanley destrozando su guitarra contra el piso. Porque sí. Porque KISS.

Es imposible describir tanta emoción. Llegó a tal grado que olvidamos que estábamos mojados, sucios, enlodados, cansados y adoloridos. Mientras todas las masas fluíamos a la salida entonando el “Cielito Lindo” me di cuenta que, pese a la circunstancias, todos estábamos satisfechos.

No hay nada que agregaría ni nada que quitaría a la experiencia. Todo en su momento fue simplemente perfecto.

Carlos Medina

1 posts | 0 comments