Conciertos

Rulo y la Contrabanda, reventando el IndieRocks!

Lunes, 08 mayo 2017 2 Comments
Title review

La última vez que nos visitaron fue en 2014, cuatro años más tarde de haberse formado el proyecto de Raúl Gutiérrez, ex líder de La fuga, Rulo y la contrabanda.

Playeras negras con la leyenda “Rulo y la Contrabanda”, pantalones ajustados, parejas, solitarios, la fila para entrar al IndieRocks el sábado 6 de mayo ya se gestaba desde poco antes de las 7 de la noche.

La agrupación española, conformada por Rulo (guitarra y voz), Karlos Arancegui (batería), Quique Mavilla (bajo), Dani “Pati” Baraldés ,  Adolfo “Fito” Garmendia  (guitarras), volvía a la ciudad para promocionar su último disco El doble de tu mitad y a las 21:40 hrs, puntuales, salían al escenario entre gritos de los presentes “¡Rulo, Rulo! se escuchaba en boca de todos.

La palabras sobraban y ya puestos comenzó a sonar “Tu alambre”. El lugar poco a poco se iba llenando y los asistentes coreaban “Me gusta” o “Mi cenicienta”… canciones del nuevo material o de pasados, los fans de Rulo sabían todas. Desde mi lugar -en medio de todos y algo cerca- por donde voltearas todos cantaban: manos arriba, brincos. Rulo poco hablaba entre las canciones, acaso las introducía con alguna frase cuyo termino era el nombre de la canción.

Rulo se acercaba a sus músicos, les susurraba algo al oído y podría interpretar sus caras como sino creyesen que todos cantaban al unísono con ellos “Objeto perdido” o “Por ti”, y es que en ningún momento bajó el ánimo de los espectadores y mucho menos de la banda, que a veces se acercaban un poco más al público.

En algunas entrevistas, el líder cuenta que ser músico lo hace sumamente feliz y que, claro, les ahorraba un poco el psicólogo y,  justo antes de cantar “Tranqui por mi camino”, recordaba los origines de la banda y lo agradecido que está por poder hacer lo que le gusta.

Fue en “La Flor II- 4 estaciones” donde, a mitad de la canción, el vocalista fue a por un ramo de florecitas y las aventó a los presentes; entonces todos cantamos con flores en la mano, muy hippie. Y claro, Rulo se declaró cursi hasta el tuétano y siguió, entre otras, con “Por verte sonreír” y “Por morder tus labios”. A veces nos dejaba el micrófono , otras simplemente sólo nos dedicábamos a brincar o a ser bañados por cerveza.

“Heridas de Rock & Roll” sacó lágrimas, no fue uno ni dos personas a las que vi con llanto en los ojos mientras coreaban. ¿Recordaban sus propias heridas y pérdidas?, seguro…

Ya cerca del final, Rulo bajó a cantar con el público, buscando el equilibrio y sosteniéndose de los más cercanos, en la barra de seguridad todos nos acercamos; los de atrás terminaron delante, los de adelante se aferraban a Rulo, a la música, a su lugar. Claro, no podría faltar la bandera de México con la que la banda cantó hasta el final de su presentación.

Brindis, palabras de alegría y emoción, algún llanto escondido por ahí, gritos y sudor: no había persona que no se supiera las canciones, que esperara, de nueva cuenta, su regreso como prometieron.

 

 

 

 

Tl Sputnik

La Fred Astaire de los descoordinados. Literatura, música y tontería. Fb: Tl sputnik Tw: @josoclasputnik

22 posts | 1 comments https://nomeimportasputnik.wordpress.com/

2 Comments

  1. JAZMIN ROBLES says:

    Excelente nota, sólo me permito corregir que no se llama “Verte sonreír” es “POR VERTE SONREÍR”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *