Rumbo Sur: una banda argentina que promete

Bandas a seguir
Viernes, 09 junio 2017 0 Comments
Rumbo Sur: una banda argentina que promete

La primera vez que escuché a Rumbo Sur fue en un restaurante bar en la colonia Santa María la Ribera de la Ciudad de México, hace unos meses. “Niños bonitos con rolas pegagosas”, pensé. Luego, con el buen humor y la buena vibra que los caracteriza, me callaron la boca.

Los vi en varios foros y en diferentes lugares y, de pronto, cuando regresaron de una gira por El Caribe mexicano, ya no eran los mismos: con una nueva integrante y la disciplina de ensayar diariamente tanto en grupo como en solitario, me di cuenta de que esta banda mendocina es mucho más que atractivo visual: su ensamble se convierte en un deleite auditivo.

En el repertorio d

 

e la agrupación está toda una gama de ritmos latinos que van desde la rumba hasta rock y ska, que de pronto nos remite a toda la tradición

 

musical argentina de influencias de la talla de Los Fabulosos Cadillacs.

El grupo, conformado por Renzo, Agustín “Coco”, Juan, Matías, Nacho, Amaiké, Lisandro Leandro, sabe que el secreto reside en la constancia, la perseverancia y la disciplina. Sin embargo, a pesar de que su camino es una cuesta hacia el éxito, los integrantes no pierden el piso: igualmente están un día haciéndonos bailar a todos en un festival, mientras que a la mañana siguiente uno se los encuentra caminando por la calle y lo saludan con la humildad y la modestia que los caracteriza.

Acabo de verlos en Tricyclo Music Entertainment, un lugar acogedor en la colonia Condesa, en donde llevaron a cabo un acústico que en

realidad se me antojó como un concierto. El saxofón de Renzo y los riffs de Leandro me hicieron darme cuenta de que, aunque estaba escuchándolos en la intimidad de un estudio de grabación, su interpretación era digna de un Vive Latino.

Sus canciones y la energía de su performance terminó por contagiarnos a todos de alegría. Hasta el más escéptico hubiera terminado por golpear el zapato contra el piso al ritmo del bajo de Coco en “No quiero que no vuelvas”. Hasta la más arrítmica se hubiera movido y hubiera coreado la letra que Renzo y Juan interpretan en “Tendrías”.

La sesión terminó y a todos nos dejó con el deseo —que casi se tornó en necesidad— de seguir escuchándolos.

Estoy segura de que, aunque el sur esté hacia abajo, esta banda va a cambiar la dirección de la brújula y nos enseñará que Rumbo Sur apunta a la cima.

 

Hasta la próxima, genios.

Charbelí Ramos

56 posts | 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *