Suede for you & me… Frío y Britpop en El Plaza Condesa

Coberturas
Domingo, 20 noviembre 2016 0 Comments
Suede for you & me… Frío y Britpop en El Plaza Condesa

Es inevitable: cada vez que uno escucha el término “Britpop“, de manera automática, nos viene a la memoria el clima frío, lluvioso y, sobre todo, nostálgico, de aquellos que, viniendo de países como Inglaterra, Escocia, Irlanda, Irlanda del Norte y Gales, nos han regalado tantas joyas musicales inolvidables.

Vengo de una generación que “creció” con el britpop a un lado; Blur, Pulp, Stone Roses, The Verve, Supergrass, Oasis, Radiohead, Stereophonics, Manic Street Preachers, Suede, por mencionar algunos, fueron el pan nuestro de cada día. Y hoy, a tantos años de distancia, esa música sigue resonando en nuestros oídos, en nuestros latidos, en nuestra vida cotidiana. Como si el tiempo no avanzara nunca.

Y así se sintió anoche: el tiempo se detuvo y muchos de los que tejimos nuestra adolescencia con la adorable tristeza del rock pop británico nos sentimos como en una nave del tiempo, viajando directamente a nuestra juventud, a los días de gloria (como diría el buen Jarvis Cocker, de Pulp), aquellos en donde no había responsabilidades y la vida se trataba de soñar.

Ayer, durante gran parte del día, la Gran Bretaña hizo una escala en México para demostrar que, hoy más que nunca, sigue vivo. Por un lado, Richard Ashcroft, ese genio ex-líder de The Verve, daba cátedra rocanrolera en el Festival Corona Capital. En otro punto de la caótica Ciudad de México, casi a la misma hora, Suede imprimió elegancia, nostalgia y genialidad a El Plaza Condesa, escenario que cada vez se va haciendo más importante en el tema de conciertos.

Brett Anderson, Mat Osman, Simon Gilbert, Richard Oakes y Neil Codling llegaron con todas las ganas de presentar su más reciente álbum, Night Thoughts, lanzado a principios de este año y uno de los mejores de su larga trayectoria. De entrada, sus 12 nuevas canciones cayeron como cascada mientras se exhibía la película dirigida por Roger Sargent, que lleva el mismo nombre que el novel disco de Suede. Después… Después llegó la señorita nostalgia para devolvernos un poco de vida.

“Trash”, “Animal Nitrate”, “Heroine”, “Everything Will Flow”, “Metal Mickey”, “Beautiful Ones” y “Wild Ones”, entre algunas más, llevaron a cada uno de los asistentes a un viaje con el tiempo en pausa; a los años 90, a los días de gloria. Los problemas nuestros de esta actualidad quedaron borrados durante unas cuantas horas en las que el quinteto londinense demostró que siguen siendo uno de los baluartes del britpop, aún cuando Damon Albarn y los Gallagher se empecinen en negarles el cielo britrockero.

El día de hoy, Anderson y compañía vuelven al escenario del Corona Capital por segunda ocasión. Pero ayer, con todo y el frío que ha sacudido los huesos de la CDMX, Suede salió a cantar… Para ti, para mí… ¡Para todos!

Gracias, Britpop, por tanto. Por todo.

Alonso Efeese

Si lo mexicano es naco y lo mexicano es chido, entonces, verdad de Dios, ¡todo lo naco es chido!

1174 posts | 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *