The Tour of a Lifetime

Coberturas
Miércoles, 30 noviembre 2016 0 Comments
The Tour of a Lifetime

Seamos honestos, cuando Axl Rose vino a México en 2007 y 2011 para promocionar Chinese Democracy, nadie compro un boleto pensando que iba a ver a Guns n’ Roses.  Los fans compraron un boleto para ver qué loquera hacía Axl en el escenario y, sobre todo, para ver qué tan gordo se había vuelto.  Era morbo, nada más.

Cuando Coachella anunció la reunión de Duff y Slash con Axl, muchos no dábamos crédito.  Creíamos que iba a ser algo de una sola vez sólo para ganar algo de dinero, sin embargo, todos queríamos estar ahí. ¿Cómo no querer estar en la reunión de una de las bandas de rock más influyentes del planeta?  Coachella era el lugar en donde lo imposible se iba a hacer realidad.

Luego vino la sorpresa. Guns n’ Roses iba a tener una fecha en el Foro Sol.    Espera, ¿qué?

¿No era cosa de una vez?  ¿Será que van a hacer gira?  ¿Por qué confirmaron también fecha en Las Vegas? ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

Pues los meses pasaron y nos fuimos enterando de que, efectivamente, el verdadero Guns n’ Roses estaba de regreso y tendrían una amplia gira por Estados Unidos, Latinoamérica y otros lados.  Todo esto con un Axl Rose cucho porque se rompió el pie en su primera tocada en el Troubadour.  La vida de un rockstar.

El tiempo pasó, Axl formó parte de AC/DC, se recuperó, le devolvió el trono a Dave Grohl y continuó la exitosa gira de GnR.

¿Por qué tanto preámbulo al concierto de ayer?  Porque hay que darle el merecido crédito a Guns n’ Roses por uno de los mejores comebacks en la historia del rock.  La están rompiendo en serio, Axl tiene la misma voz poderosa e impecable de antaño, Slash no se desgasta ni envejece y Duff sigue devorando escenarios  como la bestia que es.   El concierto fue épico.  El venue, EL PEOR.

No es noticia que la acústica del Palacio de los Deportes no se caracteriza por ser siquiera buena, pero hay bandas con las que no interfiere en cuanto a experiencia se refiere.  Con Guns sí, y eso estuvo culerísimo.

Ellos son unas eminencias y sonaron increíble, si estabas muy cerca. La gente en gradas, no podía decir lo mismo.   Ni hablar.  Los fans pueden aguantar lo que sea con tal de ver a sus ídolos una vez en la vida.

Un concierto lleno de emociones en el cual, afortunadamente, tocaron “Don’t cry”.  No entiendo porqué no la han tocado en muchos lados, pero en México ya tuvimos la fortuna de escucharla dos veces.   “Knockin’ on Heavens Door” la dedicó a los familiares y amigos de los fallecidos por el avionazo en Colombia y, sobre todo, Axl ya no está (tan) gordo. Lo bueno casi no se cuenta, pero cuenta mucho.

Regrets? Not in this Lifetime.

Jomi Ponce de León

Media Producer. No soy mara, ni del norte. Jomi = José Miguel

247 posts | 0 comments http://festify.tv

Comments are closed.