Entrevistas

Platicando con Kinky: “No tenemos miedo a perder nuestra esencia porque la traemos como artistas”

Domingo, 23 julio 2017 0 Comments

Han pasado más de 15 años desde que Kinky irrumpió en la escena musical hispana. Con seis discos de estudio y luego de un controvertido MTV Unplugged en 2014, los regiomontanos acaban de estrenar su nueva producción Nada Vale Más Que Tú, con la que regresan a sus raíces electrónicas para entregar melodías llenas de beats, baile y fiesta.

La constante reinvención de su sonido ha sido pieza clave del éxito de la banda y Gil Cerezo, la voz principal de Kinky, comenta al respecto;

“Siempre buscamos influenciarnos de música joven, de sonidos que nos vuelen la cabeza y creo que es lo que causa esa reinvención. No tenemos miedo a perder, de cierta manera, la esencia, porque la esencia la traemos como personas y como artistas, entonces nos atrevemos a aventarnos a ese vacío de encontrarnos con sonidos nuevos, con aparatos nuevos, hasta con escenarios nuevos, donde la gente no nos conoce y sabemos que vamos a poder representar lo que es nuestra música y poder conectar con la gente.”

Gil recuerda que al unirse a Kinky tan sólo tenía 22 años, mientras que otros integrantes ya tenían 28. Sin embargo, asegura que luego de 16 años, la esencia de los integrantes no ha cambiado nada, pues ya tenían sus personalidades bien formadas desde entonces:

“ Obviamente, musicalmente, de manera artística, en gustos, en modas, todo eso va cambiando a la respuesta de los tiempos y han sido 17 años de carrera, pero creo que personalmente ya tenemos un concepto claro de lo que era la amistad entre nosotros, el compañerismo, los valores, ciertas cosas que tenemos se van o te van eventualmente haciendo la vida con una fórmula de lo que viene siendo la parte humana, la parte de convivencia entre nosotros, que, como te digo, desde el día uno de la banda hasta hoy no ha cambiado mucho.”

En 2014, Kinky realizó un MTV Unplugged con el que renovaron y oxigenaron sus canciones, pero también causaron polémica y tuvieron opiniones divididas con la elección de invitados como Los Recoditos y Carla Morrison. Para Nada Vale Más Que Tú, se contó con colaboraciones muy diversas, como Pepe Aguilar, el rapero MLKMN, Jarina de Marco y Adrián Dargelos de los Babasónicos. Sobre las colaboraciones con otros estilos, Gil comenta:

“Es una tendencia que nosotros traíamos desde casi el comienzo de las grabaciones. Tuvimos colaboraciones hace más de 15 años con uno de Bronco, precisamente; por ejemplo, en nuestro primer disco teníamos una colaboración con un señor de la calle que tocaba, que vendía cosas y cantaba en la calle, entonces lo sampleamos y lo metimos a una canción que luego se hizo una canción de porno. Todo este espíritu que tenemos desde que empezó la banda, es el espíritu de samplear cosas, de meterlas, de destruirlas y volverlas a crear. Creo que ese es mucho el espíritu ahora del arte en general, no nada más de la música en específico, sino también de la moda, se invierte mucho esfuerzo en encontrar una colaboración que le vuele la cabeza a todo el mundo en todos los aspectos. Es algo que causa mucho más interés ante lo que estábamos acostumbrados y creo que es muy benéfico para refrescar todo lo cultural.”

Al preguntarles cuál era su colaboración favorita a nivel personal, el grupo no podía decidirse por alguna en específico, por lo que el bajista Cesar Pliego Villareal dijo:

“Hay un chingo. Me gustó mucho una que hicimos con John McCrea en el disco Atlas (2003) y en este último disco tuvimos la oportunidad de trabajar con Tony Hoffer que mezcló gran parte del disco y era una de las cosas que queríamos hacer desde hace tiempo, somos fans de su trabajo.”

Los integrantes de Kinky son conscientes de que el negocio de la música ha cambiado, ahora vivimos una era digital en la que el streaming predomina y los sencillos tienen más peso que un disco completo, pero Gil asegura que esta accesibilidad a la información los ha beneficiado:

“Tuvimos la suerte de formarnos en una postura de tendencia musical, entonces, esto nos ha ayudado mucho a procesar la información que nosotros tenemos cuando estamos haciendo un disco y no ponernos como límites o paredes de “esto sí, esto no”. Creo que la diferencia es la gran cantidad de información que hay hasta ahora. Creo que es muy bueno para nosotros, porque somos muy fans de encontrar cosas nuevas que nos benefician o la saturación de la información, también nos beneficia mucho y en este nuevo disco están representados de primera manera nuestros intereses musicales.”

 

En estos 16 años de trayectoria, el grupo ha tenidos sus altas y sus bajas, por lo que el guitarrista Carlos Cháirez toma un momento para recordar los cinco momentos claves:

  1. El primer día. Cuando empezamos el proyecto, tuvimos un par de aciertos que eran dos canciones, una se llamaba “San Antonio” y otra “El Ejercicio 16”. Las hicimos la primera vez que nos juntamos y fue el primer momento que sentimos que algo bueno iba a suceder.
  2. Le atinamos al momento de escoger una disquera independiente que, en aquel entonces, era una disquera de Londres, y eso nos permitió, de cierta manera, salir del esquema de una disquera nacional para el rock mexicano.

  3. Esa disquera nos llevó a tocar en el Royal festival hall, que también nos amplió el espectro de viaje y posibilidades a muchas partes de Europa y Estados Unidos.

    Te podría interesar: Antidoping: 25 años de ruido positivo

  4. La primera vez que fuimos al Coachella y que, a partir de ese año, nos invitaron un par de veces más. Eso también nos abrió el circuito a todos los festivales de Estados Unidos y, de cierta manera, sin agraviar la parte mexicana, nos volteó a ver cuando triunfamos en el extranjero.
  1. El momento en el que estamos viviendo que tenemos un show renovado, con mucha energía y que se estrenó, más o menos, en el Vive Latino de este 2017 y que representa este regreso a la energía original de Kinky  con toda la puesta en escena que traemos y el nuevo material.

Con el tiempo y el éxito, los músicos pueden cambiar su percepción de hacer música, pues ahora viven de ello y deben asegurarse de conseguir una buena recepción comercial para el siguiente trabajo, pero Cesar Villareal considera lo contrario:

“Haz de cuenta que para mí ahora es el mismo pinche pedo. Es decir, voy a hacer shows, hago canciones, me empedo, lo vivo, río y lloro, juego, me enamoro con la música, es lo mismo para mí. No digo “necesito hacer una canción para que sea hit”, esas son pinches mamadas; uno hace una canción porque le sale del alma y del corazón.”

A diferencia de otros discos, el grupo se siente más seguro con el lanzamiento de Nada Vale Más Que Tú: “Es muy orgánico cómo lo estamos montando porque ya tenemos 4 o 5 canciones, las estamos tocando incluso antes del lanzamiento del disco, que creo que eso nunca lo habíamos hecho en años anteriores, el tener la confianza de tener esas canciones para tocarlas en vivo es muy importante. También reversionamos varias de las canciones como “Presidente” o “Marcha Atrás”, entonces creo que es un Kinky muy renovado y la idea es seguir de gira y tratar de expandir un poco el tour.”

Rafael Vázquez

153 posts | 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *